Pin It

Widgets

Dan el último adiós al comunitario Daniel Páez

enrique de la rosa | 4:51 | 0 comentarios

La redacción
Distrito Municipal San Luis, Santo Domingo Este, Rep. Dom.- Eran las 5 de la tarde del sábado 3 de Septiembre de 2016, hora en la que fueron trasladados los restos del dirigente Político, Comunitario y Comunicador Daniel Páez, desde la Funeraria Comunitaria a su última morada, el cementerio Cristo Salvador.

Una larga caravana seguía el carro fúnebre, donde iba el cuerpo sin vida de uno de los líderes Comunitarios, más grande que ha parido San Luis, gente en Motocicletas, Carros, Jeepeta, Bicicletas y todo un mar humano a pies le acompañaban.

Fue notorio que al paso del féretro por las calles se veían personas de todas las edades, con lágrimas en los ojos, afligidos, consternados y apesadumbrados, al ver pasar por última vez a un símbolo de las luchas sociales de esta comunidad.

Al llegar al Cementerio todo un pueblo lo esperaba para despedir a un grande, a uno de los suyos, la multitud coreaba, "Daniel con el Pueblo", como símbolo del cariño y admiración que su pueblo le tenía.

El ex candidato Alcalde Manuel Jiménez, fue quien pronuncio el panegírico, expreso lo siguiente: "Que las personas no deberían morirse nunca, menos aun cuando están llenos de fuerza, lleno de vitalidad, nosotros sabemos para que necesitábamos a Daniel vivo, sabemos que lo necesitamos para que ayudara a las personas que no tenían para una medicina, la comida del día, lo queríamos para que luchara sin descanso por el bienestar de su comunidad, para que hubiera mejores calles, mejores escuela, para que hubiera mejores servicios médicos, para eso el se levantaba temprano todos los días, para eso este pueblo necesitaba a Daniel, no sabemos para que lo necesita Dios, uno entiende que si él se lo ha llevado es para algo grande y noble que lo quiere en el cielo, porque este hombre solo pudo ser bueno en su vida, nosotros que lo conocimos y nos hicimos sus amigos, sus hermanos y sus hijos, tenemos el valor de despedirlo con gallardía. Con haber conocido un hombre ejemplar van a pasar mil años, sin que nadie pueda decir una sola palabra descompuesta de este señor que despedimos, el dedico su vida al bien y por eso, este pueblo agradecido, está aquí. Y cuál es nuestro compromiso con Daniel, es asegurarnos que se mantenga vivo en la memoria de cada uno de las personas que él le sirvió. Este hombre no puede ser olvidado; ni en su nombre ni en su vida, Pero la mejor forma de recordarlo, será imitándolo en su ejemplo sirviéndole a los demás como él le sirvió".

Archivado en:: ,

0 comentarios

Bendiciones