Pin It

Widgets

Río Ozama obliga a desalojar residentes de barrios de Sabana Perdida

enrique de la rosa | 14:14 | 0 comentarios

La redacción
Sabana Perdida, Santo Domingo Norte,Rep. Dom.- Decenas de familias fueron obligadas a abandonar sus viviendas y sus ajuares por la crecida del río Ozama en el sector Los Coordinadores de Sabana Perdida, Santo Domingo Norte, sin que hasta la tarde de ayer ninguna autoridad acudiera en su auxilio.

Los afectados por la crecida del Ozama deploran el desinterés del Gobierno por la situación que padecen por más de 30 años, lo que atribuyen a que son “invisibles”.

No nos ven desde el puente de La Barquita como sucedía con moradores de La Barquita de Los Mina, y los de la Barquita Norte, al lado de nosotros; solo algunos medios descubren nuestra miseria”, expresó Ramona Castillo, de la junta de vecinos del lugar.

Señaló que como auxilio solo han recibido el respaldo de la institución Visión Mundial, que facilitó una lona y dos carpas para que los afectados puedan guarecerse.

Recuerda que durante el segundo período de gobierno del presidente Leonel Fernández, 2004-2008, se construyeron 228 apartamentos próximo al lugar, para los moradores de Los Coordinadores, pero a la hora de la repartición ni uno de los habitantes del lugar fue beneficiado.

Señala que luego que estos apartamentos fueran limpiados por los residentes de Los Coordinadores durante una semana, los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se adueñaron de los 228, luego muchos fueron vendidos y los demás alquilados.

Asimismo explicó que se construyó la Nueva Barquita, trasladaron a los que vivían al otro lado del río, vieja Barquita, así como a 92 del lado norte, mientras Los Coordinadores, que quedan en el medio, lo dejan intacto.

De su lado Margarita Guzmán comenzó ayer a sacar de su casa los pocos ajuares que tiene para evitar que las aguas del Ozama los destruya.

Mientras Marita Guillén también trataba de salvar algunas piezas de vestir antes de que la crecida del río la deje desnuda, lo que repetían sus vecinos a todo lo largo del barrio.

“Mire la cama, el agua llegando encima, pero no tenemos para donde ir a refugiarnos, porque ni siquiera para eso vienen las autoridades; no iremos a la calle”, expresó.

“Yo estoy aquí desde el año 1983 esperando la ayuda del señor Presidente de la República, que Dios lo toque y venga a nuestra ayuda, como sabe hacerlo”, exclamó. Norvo Pachamo, de la junta de vecinos, mostró el estado de calamidad en que se desenvuelven en el lugar, ya que inmediatamente el río crece, son los primeros afectados. Confía en la promesa de reubicación que hizo el presidente Medina.

Archivado en:: ,

0 comentarios

Bendiciones